En los penales, Neuquén fue más efectivo y es nuevo campeón de la Liga Paranaense de Fútbol

El Atlético Neuquén Club consiguió este sábado su tercera corona dentro de los torneos que organiza la Liga Paranaense de Fútbol (LPF). El Pingüi, en la definición de la Copa de Oro, venció en los penales a Oro Verde por 4 a 3, luego de empatar sin goles en los 90 minutos reglamentarios, y de esa manera dio la vuelta olímpica en el estadio Pedro Mutio.

Jugaron como una auténtica final, mucha fricción y poco juego. La primera parte fue por demás pareja, aunque fue Oro Verde el que controló la pelota, aunque no generó. En el segundo tiempo, Neuquén inclinó las cosas a su favor, hasta con un jugador menos. Fue allí donde generó las mejores chances, aunque no supo abrir el marcador.

Después en los penales sobresalió lo hecho por el arquero Diego Jacob, quien contuvo dos penales y de esa manera permitió que su equipo diera la vuelta olímpica, la tercera en su historia.

En la definición desde el punto del penal. Para Neuquén convirtieron Sangoy, Tabares, Correa y Giraudi; en tanto que falló Cepellotti. Mientras que para Oro Verde anotaron Giménez, Sauthier y Núñez, mientras que erraron Silva y Morillo (atajó Jacob, arquero).

Las chicas de San Benito se quedaron con la Copa de Oro

La gran final Femenina en Primera División de la Liga Paranaense quedó este sábado en manos de las chicas de San Benito que superaron en una gran definición a Mariano Moreno por 3-2 en un encuentro que se disputó en el estadio Pedro Mutio del Club Atlético Paraná y que contó con el arbitraje de Santiago Mainero.

San Benito venía de lograr el subcampeonato en la Copa Entre Ríos y hoy extendieron su gran presente con el título en la Copa de Oro de la Liga Paranaense. Julieta Ramírez, dos veces, y Romina Olivo marcaron para las campeonas mientras que «La Pluma» había logrado la igualdad parcial gracias a los tantos de Rocío González y Paola Cian.

El cotejo tuvo dos expulsados por parte del árbitro Santiago Mainero, ya que vio la roja el DT de San Benito, Juan Pablo Gianecchine y la marcadora lateral Luisina Stieben.

Foto Gentileza Análisis Digital