River: Nicolás De la Cruz y Fabrizio Angileri volverán a jugar el año próximo

Los futbolistas Nicolás de la Cruz y Fabrizio Angileri no volverán a jugar para River este año y realizarán trabajos físicos especiales desde la semana que viene para poder arrancar la pretemporada a la par del resto del plantel.

De la Cruz, quien hace seis semanas que no se entrena con normalidad por una trombosis en el pie izquierdo, dejará de tomar la medicación anticoagulante en estos días y tendrá la posibilidad de poder empezar a sumar minutos de entrenamiento pero no está para jugar.

El uruguayo tuvo un semestre con varias lesiones y luego del partido ante San Lorenzo, cuando jugó sólo 24 minutos, le detectaron la trombosis que finalmente le impidió jugar el resto de la temporada.

En relación al lateral Angileri, desde el cuerpo médico decidieron pararlo para que pueda recuperarse de las constantes lesiones musculares que tuvo este semestre en el isquiotibial izquierdo y que le restaron continuidad.

Dos desgarros en la misma zona lo dejaron afuera en una decena de juegos y, de los últimos ocho partidos que disputó el equipo, apenas sumó 14 minutos ante Estudiantes desde el banco de suplentes. En todo el semestre, Angileri solo pudo completar 13 encuentros de titular.

Además, el jugador debe resolver antes de fin de año el tema de su contrato que se termina en junio del año que viene. Por ahora las charlas no avanzaron.

El plantel ‘Millonario’ ya perdió por el resto del año a Matías Suárez (por una artroscopia en la rodilla derecha), a Felipe Peña por una rotura de ligamentos en la rodilla y a Enzo Pérez, que la semana próxima hará trabajos físicos tras la luxación de codo.

El que está mejor es Benjamín Rollehiser, que sufrió un desgarro en el cuádriceps izquierdo ante Patronato y ya cumplió con los 21 días de recuperación. Si se entrena a la par estos días podría estar en la lista de convocados.

El plantel campeón de River volvió al trabajo luego de tres días de licencia de cara al partido frente a Defensa y Justicia, con la idea de sostener la ventaja y el invicto en estos partidos antes de jugar la final ante Colón.