«Matías Suárez me dijo que no tocó la pelota con la mano, pero para mi si lo hizo y se lo dije», dijo Pratto

El delantero de Vélez Sarsfield Lucas Pratto reveló que en el partido de anoche frente a River Plate por Copa Libertadores estuvo «a punto» de irse «a las manos con Jonatan Maidana y Paulo Díaz», sus excompañeros en el «millonario», porque no le gustó -dijo- que los dos zagueros centrales adversarios «le faltaran el respeto a Luca Orellano».

«Si me tenía que ir a las manos con Paulo y Jony no había problema, porque primero fue por un lateral pero más tarde me molesté porque lo trataron mal a Orellano porque es un pibe (22 años) y no me gustó, porque yo no hago eso. Siempre digo que en la cancha no hay amigos, y si tenía que pelearme con Maidana iba a ser un desastre, por más que fuera de la cancha seamos amigos», le contó a TyC Sports el atacante ovacionado por la hinchada riverplatense pese a la eliminación de su equipo de la Libertadores.

«Y también estuve compartiendo el control antidóping después con Matías Suárez y le pregunté si había tocado la pelota con la mano en el gol que le anularon y me dijo que no, pero para mi si lo hizo y se lo dije», amplió.

El árbitro chileno Roberto Tobar había cobrado el gol de cabeza de Suárez en primera instancia, pero después el VAR le torció la decisión pese a que no estaba muy convencido, al punto que tuvo que observar la jugada hasta 43 veces en poco más de tres minutos hasta modificar el fallo original.

«Ahora se viene Talleres en cuartos de final y es un equipo muy parecido al nuestro, con una energía similar y muchos jóvenes, que seguramente será tanto o más complicado que River», completó el «Oso». El conjunto cordobés es bien conocido por su exentrenador, el uruguayo Alexander Medina, actual director técnico velezano.