La Fórmula 1 prueba en Barcelona el «efecto suelo» para la nueva temporada

Las escuderías de la F1 comenzaron a probar hoy en el circuito catalán de Montmeló las modificaciones obligatorias a los coches para correr con el llamado «efecto suelo» en la nueva temporada que se iniciará en Bahrein el 20 de marzo próximo.

Es que, a partir de este año, por disposición de la Federación Internacional Automovilística (FIA), los coches cambiarán su base aerodinámica, simplificando alerones y pasando la mayor parte de responsabilidad de carga al llamado «efecto suelo», según destacó el periódico catalán Mundo Deportivo.

Las pruebas sobre la pista del circuito catalán de Montmeló se desarrollarán hasta el viernes a poco menos de un mes del Gran Premio de Bahrein, primera carrera oficial de la temporada.

La F1 asegura que, con las nuevas modificaciones, los coches «ya no perderán carga aerodinámica al perseguir a un oponente de cerca, ni tampoco degradarán tanta goma, ni calentarán frenos como lo hacían antes al ir pegados a otro monoplaza».

Por su parte la FIA entiende la nueva norma permitirá que no haya un dominador «claro» como el que suele imponer Mercedes y que la competencia otorgará «más posibilidades a todos los equipos».