En River, Gallardo recupera jugadores, espera a Aliendro y hay complicaciones con Borja

El entrenador de River Plate, Marcelo Gallardo, ya puede contar con Paulo Díaz para jugar ante Lanús el sábado y espera por Rodrigo Aliendro, volante de Colón, mientras que se complicó la del colombiano Miguel Borja por razones económicas.

El zaguero central chileno se entrenó a la par del resto del plantel para regresar a la titularidad del equipo luego de cuatro jornadas ausente tras la gira con su selección nacional por Japón en la fecha FIFA.

Mientras que por el delantero colombiano de 29 años hubo complicaciones de último momento ya que River tiene intenciones de comprar el ciento por ciento de los derechos económicos del atacante de Junior, de Colombia, que tiene el 50 por ciento del pase del ex Olimpo, de Bahía Blanca, que se lo adquirió hace seis meses en 3.500.000 dólares a Palmeiras.

Claro que la oferta riverplatense por todo concepto está cercana a los 5.000.000 de esa moneda estadounidense y de hecho el valor de la mitad de los derechos, según quedó expresado, llevaría el monto total a 7.000.000, por lo que al momento no hay acuerdo respecto del reparto de porcentajes.

Para utilizarlo entonces River ya en octavos de final de la Libertadores ante Vélez los barranquilleros tendrán que cerrar con el vigente bicampeón de ese certamen, Palmeiras, el monto del cincuenta por ciento restante que les corresponde, o en su defecto negociar con River porque esos 5.000.000 de River no sean por el total de los derechos.

Además, esta semana, el cuerpo técnico va a acelerar los procesos de recuperación de los lesionados que restan tener el alta médica, Matías Suárez y Milton Casco, con la idea de que puedan concentrarse para el fin de semana.

Suárez tuvo un desgarro en el sóleo derecho el 4 de mayo pasado y luego una sinovitis que le retrasó la vuelta al trabajo, y Casco sufrió un desgarro en el gemelo derecho el pasado 25 de mayo en el partido ante Alianza Lima, de Perú.

La idea del entrenador es que puedan sumar minutos el fin de semana para que lleguen con ritmo al cruce de ida de octavos de la Libertadores con Vélez Sarsfield, a jugarse el 29 de junio en el estadio José Amalfitani.

Por otro lado, esta semana también se espera que se sume al plantel Lucas Beltrán, que envió una carta de renuncia y dejó Colón la semana pasada, tras la negativa del club santafesino de finalizar el préstamo antes del 30 de junio.

Luego de varias charlas entre los dirigentes de ambos clubes y al no haber una solución, el delantero, asesorado por Agremiados decidió hacer uso de la opción de rescisión para poder ser anotado en la Copa Libertadores por River.

El préstamo del jugador terminaba el 30 de junio por una cláusula de repesca pero Colón no quiso acordar con River la salida antes de esa fecha y ahora el tema se definirá legalmente en las oficinas de la AFA.

En otro orden, River sigue negociando por Rodrigo Aliendro, que quedará libre de Colón a fin de mes, también por el delantero de Talleres, de Córdoba, Diego Valoyes (el colombiano está por adoptar la nacionalidad argentina y no ocuparía cupo de extranjero), que le pidió a ese club ser transferido, y por el atacante uruguayo Matías Arezzo, de Granada, de España.

Al mismo tiempo aún esperan por Núñez una respuesta del uruguayo Luis Suárez, a quien Gallardo le ofreció competencia y lugar en el equipo, tras la despedida de

Atlético de Madrid, para que pueda llegar bien al mundial de Qatar.

Y por último las dudas sobre la continuidad de Enzo Fernández siguen a flor de piel, porque está bajo la órbita de Wolverhampton, de Inglaterra y Benfica, de Portugal, pero si alguno de ellos abona los 20.000.000 de euros de su cláusula de rescisión se tendría que ir inmediatamente.

Desde el lunes próximo esa cláusula de rescisión se elevará a 25.000.000 de euros, aunque el libro de pases en Europa cierra el 8 de agosto y por ende Fernández tendría hasta entonces para jugar Copa Libertadores con el club de Núñez.