¿Se queda Estigarribia?: “No lo sé, ahora hay que disfrutar el privilegio de ser campeón»

El delantero tiene contrato con Patronato, pero no confirmó su continuidad: «Haber sido parte de un plantel histórico no tiene precio», confesó.

Marcelo Estigarribia, delantero de Patronato, contó lo que significó el título de la Copa Argentina, además de su sentimiento por el club y los detalles que vivió en esta temporada histórica de la entidad “Rojinegra”.

El atacante de 27 años contó cómo se vive la post consagración desde adentro: «Estoy feliz, disfrutando un momento único para la institución y la provincia. Pasó un poco la euforia, pero sigue el disfrute porque es algo que no se vive todos los días. Haber sido parte de un plantel histórico no tiene precio», confesó.

El Chelo, oriundo de Villaguay, llegó a Patronato en busca de minutos, y terminó como titular y figura del equipo: «El club me abrió las puertas en un momento complicado de mi carrera y eso me impulsó para recuperar el nivel. Estoy contento de estar en el club y en la ciudad».

El delantero supo jugar en Patronato en 2013, cuando realizó las pruebas: «Me tuve que ir por cuestiones personales. Fui papá muy joven, necesitaba trabajar y no tenía contrato». Acto seguido, respecto a la razón de la vuelta al Rojinegro, confesó: «Quería recuperar las ganas de jugar al fútbol. Cuando estaba en Chile no quería ir a entrenar».

Asimismo, comentó acerca de la lucha por la permanencia: «La noche del partido con River fue difícil. Era la última oportunidad de salvarse y me dolió el resultado. Nosotros estábamos muy ilusionados con mantener la categoría». El delantero declaró ante los medios, aquella noche, su dolor por el descenso de un equipo de la provincia.

Respecto a su futuro, comentó: «Hablé con mi representante y le dije que no quería saber de eso, solo disfrutar y descansar. Sentía que mi cabeza iba a explotar. Uno quiere estar en las mejores competiciones y jugar la Libertadores, pero hay que disfrutar el privilegio de ser campeón».

En relación a Facundo Sava, aportó: «Él y el cuerpo técnico nos enseñaron mucho. Es un gran entrenador, que tiene las cosas claras y es siempre positivo. No importa si ganábamos el partido, al otro día nos hacía pensar en el siguiente, y eso te mantiene enfocado», contó en el Programa Fútbol 11, en canal Once.

En tanto, del gol más importante para él, dijo: «El de River por Copa Argentina, porque perdíamos y me dio mucha confianza». Y del número ’19’ que portó durante toda la temporada, contó: «Quedó libre el 19 y se lo pedí al utilero, pero lo iba a cambiar. Hice dos goles y me entró la duda de si cambiaba o no», en el partido contra Gimnasia de la Plata en Chaco. Por último, del festejo con su padre ante, cuando le marcó el gol a Boca, agregó: «Tengo algo especial con él, y él conmigo cuando me ve jugar. Le regalo muchas camisetas y él no falta a ningún partido. Pero también festejamos porque pasábamos a la final», concluyó.