Sava tras el escándalo: «Tengo ganas de llorar y no dirigir nunca más»

El entrenador de Patronato, Facundo Sava salió enfurecido de la cancha de All Boys, donde su equipo cayó por 2 a 1 ante Barracas Central, y luego de «tocar» al árbitro Jorge Baliño, que con sus fallos terminó perjudicando a su equipo, sostuvo que tenía «ganas de llorar, ir a casa y no dirigir nunca más».

«Tengo ganas de llorar, irme a casa y no dirigir nunca más», le disparó Sava a la transmisión oficial del partido correspondiente a la décima fecha de la Liga Profesional en el que los paranaenses sufrieron una expulsión y la anulación de dos goles, el segundo de ellos para cobrar un penal en favor de Barracas Central absolutamente imperceptible hasta para el propio Baliño, que actuó en complicidad con el VAR. Sava había sido expulsado por Baliño cuando éste le gritó «cagón», en medio de las habituales sospechas que se ciernen sobre los arbitrajes cada vez que juega Barracas Central, algo que hasta puso en su momento al técnico riverplatense, Marcelo Gallardo, con «la guardia alta» cuando debió enfrentar recientemente al «Guapo» por Copa Argentina