Lucas Goldenberg en Israel: “Me siento muy cómodo, muy a gusto con la Liga”

El alero paranaense confesó que se encuentra totalmente adaptado a su nueva vida en Israel y disfruta sus primeros meses en Hapoel Afula

Se lo nota contento, con ganas y disfrutando el momento. Lucas Goldenberg tomó la decisión de seguir su carrera deportiva en el básquet de Israel y, por lo que cuenta, su determinación fue la correcta.

El basquetbolista paranaense apostó por su crecimiento deportivo y personal, muy lejos de los suyos, pero con la idea de recorrer nuevos caminos.

Goldenberg juega en el Hapoel Afula, actual líder de la segunda divisional de la Liga de Israel. “Es un torneo muy parejo, pero queremos ascender”, aclara.

Surgido en el club Estudiantes, con paso por Sionista, Salta Básket y Platense, Lucas entendió que dejar la Liga Nacional y empezar una nueva “vida” en Israel era un plan perfecto para poner en acción.

Goldenberg contó cómo le va en sus primeros meses en Afula, una pequeña ciudad de 47.014 habitantes, también conocida como la «Capital del Valle».

Hasta aquí, Lucas jugó 13 partidos con 8.3 puntos de promedio en algo aspi de con 31 minutos por presentación.

-Pasaron un par de meses de tu llegada a Israel. ¿Cómo está transitando tu adaptación?

-La adaptación desde un primer momento fue muy buena. Desde que llegué me sentí muy a gusto, muy cómodo. No sufrí cambios muy bruscos y eso me ayudó muchísimo. En ese sentido debo reconocer que hasta ahora voy muy bien y siento que cada vez es mejor.

-¿Con qué básquet te encontraste?

-Me encontré con un básquet muy competitivo, con una Liga que cuenta con extranjeros muy buenos. La Primera División en Israel se juega con 6 fichas foráneas, entonces, muchos jugadores de Israel bajan a la Segunda División porque no tienen espacios. Eso hace un torneo muy interesante. Cualquiera le puede ganar a cualquiera. Es pareja y complicada.

-Cómo es la Liga y alguna característica que te haya sorprendido.

-Los jugadores tienen una muy buena capacidad física. Por ahí el basquetbol argentino tiene más lectura de juego. No es una Liga que tiene mucha altura, pero sí están muy bien físicamente. Eso sí me sorprendió. Nuestro equipo está muy bien, en este momento está puntero del campeonato. Igual, Y como te decía, el certamen es muy parejo, de hecho, perdimos con un equipo que está noveno en las posiciones. Esta Liga cuenta con 14 equipos, eso te muestra la paridad que hay. 

-¿Qué podés contar de tu equipo, del club y de la ciudad donde estás?

-El club es una entidad muy dedicada al básquet, con buenas divisiones inferiores. No es un club tan social como lo puede ser cualquier club de Paraná. La ciudad es chica pero se nota que está creciendo y cada vez hay más cosas para hacer y conocer. No es de las principales de Israel pero es una localidad muy linda y cómoda para vivir.

-¿Qué te pidió el entrenador a tu arribo?

-Desde el primer día me expresó la filosofía que trata de expresar en sus equipos, cómo juega y cuáles son sus intenciones. Me contó cual vendría ser mi rol. Me pidió que juegue como en Argentina, que aporte tanto en defensa como en ataque. Después, que le brinde energías y que contagie al equipo. Nosotros tenemos dos bases que son anotadores, entonces, por ahí trato de armar más el juego. La verdad, me siento muy cómodo  en mi rol y creo que se está notando en los partidos.

-¿Y En cancha, cómo han sido tus actuaciones?

-Entiendo que bien. Van acorde a la labor del equipo. Tenemos una plantilla bastante pareja, entonces, salvo uno de los extranjeros que se destaca en la anotación, el resto tenemos aportes equilibrados. Eso nos hace más peligrosos porque no dependemos de uno o dos jugadores. También tenemos muchas variantes en nuestro juego ofensivo y atrás somos muy fuertes. El básquet es un deporte de equipo, entonces cuando más victorias sumás, más se destacan las actuaciones personales.

SIN LA PELOTA

-Fuera del básquet, cómo es tu día a día en Israel?

-Mi día a día es tranquilo. Acá se entrena generalmente una vez al día. Ahora voy a retomar mis estudios y también voy a estudiar hebreo para poder insertarme mejor en la sociedad. Acá tengo auto y cuando tengo libre aprovecho para recorrer. Por suerte, cerca de donde estoy vive Juan Bergel (NdR: ex Sionista), y cada vez que podemos nos juntamos y metemos un viajecito.

-Viajaste a Israel con ciertas expectativas. ¿Se están cumpliendo?

-Por ahora mis expectativas se están cumpliendo. Queda lo más importante que es finalizar la primera ronda y estamos punteros. Después vendrá la segunda ronda y los playoffs. El objetivo de todos es pelear el ascenso. Ojalá se pueda dar, si bien es complicado porque es un torneo largo, muy parejo y con varios equipos que se armaron para ir por el ascenso. Ahora estamos en una muy buena posición. Ojalá la sostengamos para convivir con la chance de subir de divisional.

-Dijiste que en Israel buscabas una experiencia de varios años. Seguís pensando lo mismo?

-Sigo pensando lo mismo, y más después de pasar estos primeros 4 meses en Israel. Me siento muy cómodo, muy a gusto con la Liga y con mi vida acá, ya adaptado. Ojalá se pueda cumplir. No depende 100 por ciento de mi pero en lo que esté a mi alcance lo voy a intentar.