Tras la derrota con Patronato, los hinchas de San Lorenzo apuntaron contra Tinelli y Lammens

Los hinchas de San Lorenzo se manifestaron hoy nuevamente contra el presidente en licencia Marcelo Tinelli, contra el vicepresidente Matías Lammens y los jugadores tras la derrota con Patronato por 2 a 1 como local, en un partido de la 12da. fecha de la Copa de la LPF.

El clima en la previa y durante el juego se mostró pesado por la mala campaña de San Lorenzo, que ya se llevó al exentrenador Pedro Troglio y al exmanager Mauro Cetto.

Desde el inicio, los hinchas sanlorencistas insultaron a los directivos y a los jugadores. Cada pase errado se convirtió en un aluvión de silbidos, cada falla defensiva y ofensiva también repercutieron en el ánimo, ya predeterminado luego de la eliminación de la Copa Argentina de la semana anterior y las presentaciones sin victorias en el Gasómetro -tres empates y tres derrotas-.

La historia se repitió como sucedió hace días luego del 2 a 2 con Platense: conferencia de prensa suspendida, cabezas mirando el piso a la hora de subir al micro y un silencio atronador por parte de los protagonistas.

Poco más de 100 fanáticos se acercaron al vallado custodiado por la Policía de la Ciudad y no pararon de insultar a los apuntados de siempre: Tinelli y Lammens.

Los dos dirigentes que llevaron a San Lorenzo a la máxima gloria en el 2014 cuando consiguieron la Copa Libertadores son ahora los principales focos de enojo de los simpatizantes.

La licencia de Tinelli cuando los resultados comenzaron a ser adversos, los conflictos del plantel en los últimos años, los diferentes entrenadores que pasaron con malas temporadas y las deudas económicas del club son los temas por los que los hinchas le reclaman al empresario de la televisión, que en los últimos días avisó puertas adentro que definirá su futuro, según le comentaron desde el seno institucional a Télam.

Tinelli, con mandato hasta diciembre de 2023, regresó al país el martes pasado procedente de México y fue emplazado por Lammens a tomar una decisión para aclarar el panorama político, en medio de la presión para que renuncie toda la Comisión Directiva.

En San Lorenzo esperan una señal política por parte del presidente licenciado para avanzar en la contratación de un nuevo director técnico y en la conformación del plantel que peleará la temporada próxima por la permanencia en Primera División.

Pese a ser el grande del fútbol argentino sin competencia internacional, San Lorenzo tampoco pudo tener protagonismo en el ámbito local, ya que registra una campaña de escasos 8 puntos que lo dejó con efímeras chances de pelear la clasificación a la fase final de la Copa LPF.

Desde el retiro de Tinelli, en mayo del año pasado, el club quedó a cargo de Lammens, actual ministro de Turismo y Deporte, y del vicepresidente primero Horacio Arreceygor.