Riquelme: «Dijeron que tuvimos suerte, que llegamos poco, pero los clásicos son así»

Juan Román Riquelme, actual vicepresidente segundo de Boca Juniors y uno de los máximos ídolos del club, admitió que el triunfo contra River les dio «confianza» y resaltó que los clásicos «se tienen que ganar, así el hincha esta contento», luego del triunfo «Xeneize» por 1-0 del domingo por la séptima fecha de la Copa de la Liga.

«Ganar el clásico se festeja siempre. Los clásicos se tienen que ganar, así el hincha está contento, se pone la camiseta y el gorro del club. Sin duda que el triunfo contra River nos da confianza» dijo el ex futbolista en una entrevista que concedió anoche a TyC Sports.

Luego se refirió a la forma en que se gano el Superclásico en el estadio Monumental de River, con un gol del delantero colombiano Sebastián Villa.

«Dijeron que tuvimos suerte, que llegamos poco, pero los clásicos son así. En los tres clásicos que jugamos antes debimos ganar 2 o 3 a 0. En esos tres clásicos ellos ligaron mucho y ayer (domingo) nos tocó un poquito a nosotros», analizó el ex futbolista boquense.

«Siempre pienso que hay que jugar bien, pero tuve la suerte de defender estos colores, sabíamos que cuando tocaba ir a la cancha de nuestro rival, nuestro arquero alguna iba a tapar. El que juega de local siempre tiene situaciones de gol», añadió Román.

El actual directivo se refirió también a las individualidades que se destacaron el fin de semana en el equipo que dirige Sebastián Battaglia.

«Agustín Rossi jugó muy bien, es un gran arquero, Zambrano y Marcos Rojo también, mientras que Juan Ramírez es mi debilidad , siempre juega bien, es de los mejores jugadores de nuestro fútbol», elogió Riquelme.

El ídolo boquense también se refirió a la posición de volante central que ocupa Guillermo «Pol» Fernández desde hace dos fechas, en los partidos ante Estudiantes de La Plata y River, en ambos casos de visitante y con sendos triunfos por 1-0.

«Es muy inteligente, puede jugar en cualquier lado, ahora le toca en el medio. No errará pases porque mientras más atrás juegue menos chance tendrá de errarlos. Le sobra tiempo, luego le tendrá que ir agregando cosas», analizó Riquelme.

En cuanto a los recién incorporados Darío «Pipa» Benedetto y Oscar Romero, Riquelme resaltó la buena predisposición de ambos para querer jugar pese a no estar en las mejores condiciones.

«Benedetto es ídolo y dio todo lo que tenía, estamos muy agradecidos. Estaba con fiebre y quiso jugar igual, lo valoramos mucho, se lo veía festejando y con Oscar Romero estamos contentos también, no lleva ni dos partidos con nuestro club y muestra su calidad», consideró Riquelme.

Riquelme abarcó también el tema de la camiseta alternativa amarilla que se utilizó Boca en las victorias en La Plata y en el Superclásico: «Por contrato tenemos que jugar varios partidos con ella. La usamos ante Estudiantes y los jugadores pidieron usarla ante River, y como era de visitante no tuvimos problemas. Se dijeron muchas cosas, es solo una camiseta, no se gana porque tengas una u otra, pero los periodistas siempre tienen que hablar de algo».

Riquelme se refirió finalmente al mediocampista Agustín Almendra, quien pasó de titular en 2021 a separado del plantel profesional este año debido a un acto de indisciplina grave, cuando le faltó el respeto al entrenador Sebastián Battaglia en medio de una práctica y adelante de todo el plantel.

«Es un gran jugador, lo aprecio mucho. Hay jugadores de fútbol que deciden su vida, tiene condiciones para jugar en Europa, pero todo dependerá de él, tiene contrato varios años más con nosotros», concluyó Riquelme.