Recuerdo: A 39 años de la «Declaración de Paraná», el primer gran paso para la creación de la Liga Nacional

Un 30 de abril pero de 1983 se realizó en Paraná una reunión clave para iniciar la transformación del básquet argentino. Una veintena de clubes de todo el país fueron partícipes de lo que se denominó el punto de partida de la actual competencia. León Najnudel, el impulsor de la Liga Nacional, estuvo presente. Datos y recuerdos de un hecho histórico en la capital entrerriana.

La Liga Nacional acaba de cumplir 37 años de acción. Se trata de la competencia que revolucionó el básquet en nuestro país y que permitió un crecimiento y desarrollo por el cual en la actualidad este deporte es respetado y valorado en todo el mundo.

Antes de su creación, los dirigentes pro Liga Nacional tuvieron un arduo trabajo para convencer a quienes no estaban de acuerdo con su puesta en funcionamiento, en lo que fue una misión muy complicada. Profesionalizar el baloncesto en Argentina para algunos era una “locura”.

León Najnudel fue su principal impulsor. El reconocido entrenador entendió que torneos profesionales como se realizaban en países europeos sería una gran oportunidad para que el básquet argentino tenga el despegue y crecimiento necesario, lo que permitiría elevar el nivel de nuestros seleccionados.

Después de mucho batallar, la Liga Nacional comenzó a jugarse en abril de 1985. Fue la llave de todo el éxito que vino años después, con el crecimiento de los jugadores y con una selección nacional que impactó al mundo con la Generación Dorada.

Claro está, para que este certamen entre en acción hubo un acontecimiento que fue clave: la reunión realizada en Paraná, el 30 de abril de 1983.

Clubes de todo el país se juntaron para iniciar la transformación del básquet argentino. Fue allí que se firmó un acta denominada «Declaración de Paraná». Se cumplen 39 años de un momento crucial para este deporte.

EN DETALLE. Viernes 30 de abril de 1983. Promovido por Orlando “Chungo” Butta, dirigente de Echagüe, se organizó en Paraná la reunión de clubes para tratar de organizar la Liga Nacional, una propuesta que León Najnudel venía trabajando desde hacía tiempo junto a los entrenadores José María Cavallero y Horacio Seguí, y el periodista Osvaldo Ricardo Orcasitas, jefe de redacción de la revista El Gráfico, entre otros.

Butta, quien también era secretario de la Federación Entrerriana de Básquet que presidía José Luis Atencio, se sumó al proyecto de Najnudel luego de una charla que ambos tuvieron en forma casual en el campeonato Argentino de Formosa, en febrero de 1983. Desde aquel entonces, Butta defendió y difundió aquella idea de Najnudel con mucha efervescencia.

Butta quedó impactado con la propuesta y quedó convencido que la Liga Nacional abriría las puertas a un futuro grande para el básquet argentino. Fue por eso que se puso en campaña y organizó la reunión en Paraná.

El histórico cónclave se realizó en el Colegio de Escribanos de la capital entrerriana. Tras un extenso debate se aprobó lo que posteriormente se conoció como “La Declaración de Paraná”. En el Acta, cerca de 30 dirigentes de clubes de todo el país redactaron los postulados que se perseguían.

Un día antes de firmar aquel documento, León Najnudel (quien viajó a Paraná) habló con El Diario para destacar el rol de la Federación de Entre Ríos y el trabajo de Butta.

“Queremos valorar la actitud de la Federación de la provincia de Entre Ríos, el esfuerzo personal del Dr. Atencio y del Ingeniero Butta porque supieron vencer totalmente el perjuicio mezquino que lamentablemente a menudo entorpece todas las manifestaciones progresistas que aparecen en el deporte. Hay Federaciones que tienen miedo de vivir en libertad, seguramente porque falta convicción en sus dirigentes. Entre Ríos demostró que sabe lo que quiere, lo que hace y no tiene complejos. Es la única manera de demostrar adultez”, dijo.

Casi dos años después aquella reunión, un 26 de abril de 1985, comenzó a disputarse la Liga Nacional de Básquetbol en Argentina, un modelo que produjo una verdadera revolución en este deporte.

El partido inaugural se disputó entre San Lorenzo de Almagro y Argentino de Firmat. El salto inicial fue realizado por el impulsor de esta competencia, León David Najnudel.

AQUELLA GRAN IDEA

La “Declaración de Paraná” se denominó al acta de la reunión de representantes de clubes con el fin de lograr una reorganización de la competencia. En sus tres páginas se redactaron puntos como objetivos, desarrollo, competencias, recaudación y gastos, finalidad y clubes firmantes.

«Los clubes se reúnen para analizar una propuesta de modificación de la estructura competitiva del basquetbol argentino a nivel clubes. Tras las deliberaciones coinciden en la filosofía de la misma y a esos efectos manifiestan», señala parte de aquel legendario texto.

El documento tenía como principales objetivos lo siguientes puntos:

*“Que el básquetbol argentino de clubes necesita imperiosamente y sin demoras un cambio fundamental en su estructura competitiva”.

* “Que el sistema actual, sin posibilidades de una gran competencia nacional, no cumple con su función primordial que es la de nutrir al jugador con los elementos necesarios para su evolución deportiva”

* “Que se busaca una integración total del país con una competencia única dividida en tres niveles, todos ellos conectados por medio de ascensos y ascensos”.

* “Que lejos de ir en detrimento de la economía de los clubes, pretende llegar al mejoramiento de sus finanzas”.

Los clubes que participaron fueron Sionista (Paraná), Estudiantes (Bahía Blanca), Atlético Constitución (Villa Constitución, Rosario), Almagro (Esperanza), Ferro (Buenos Aires), General Paz Juniors (Córdoba), Quique Club (Paraná), Atenas (Córdoba), Ciclista (Paraná), Rowing (Paraná), San Lorenzo (Buenos Aires), Asociación de Santa Elena, Recreativo (Paraná), Sport Club (Cañada de Gómez), Asociación Española (Córdoba), 9 de Julio (Río Tercero), Rosario Central (Rosario), Lanús (Buenos Aires), Firmat Football Club (Firmat), Talleres (Paraná), Peñarol (Mar del Plata), Circulo de Suboficiales (Buenos Aires), Estudiantes (Paraná), Echagüe (Paraná), Pinocho (Buenos Aires), Unión (Santa Fe), Unión Progresista (Villa Ángela), River Plate (Buenos Aires).

FUENTE – Pablo Rochi – EL Diario