Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com
 
   • Noticias de BASQUETBOL
BASQUETBOL - NACIONAL ( 19/05/2020 10:05:09 a.m.)
Ernesto Michel, el jugador que León Najnudel quiso llevar a Ferro cuando estaba distanciado con “Chungo” Butta

ImagenLeón Najnudel y Orlando Butta construyeron una amistad muy fuerte en su objetivo de crear la Liga Nacional de básquetbol, sin embargo también tuvieron una fuerte pelea, la que duró meses de distanciamiento. En la temporada 1989, Najnudel mandó a buscar a un joven “Nito” Michel a Paraná para sumarlo a Ferro. Butta se enteró y lo fue a buscar a Buenos Aires. Esta anécdota fue el motivo por el cual semanas después Najnudel y Butta restablecieron su amistad. La historia.

 

POR PABLO ROCHI

Fines de la década del ’80. La Liga Nacional estaba dando sus primeros pasos como estructura deportiva y ese gran desafío estaba en pleno desarrollo y funcionamiento. Sus primeras temporadas arrojaban balances interesantes: una competencia atractiva, jugadores en pleno crecimiento, gran expectativa, partidos a canchas llena y un proyecto que se estaba consolidando.

El gran sueño de León David Najnudel se estaba cumpliendo, como así también el deseo grande de quienes acompañaron lo que a otros tantos les pareció una verdadera locura.

Uno de los grandes laderos de Najnudel y considerado un tipo vital en la puesta en escena de la Liga Nacional  fue Orlando “Chungo” Butta, ex dirigente de Echagüe. En ese proceso de transformación en el básquet argentino, Najnudel y Butta entablaron una gran amistad. La pasión por le básquet y el objetivo llamado Liga Nacional provocó ese afecto y esa fuerte sociedad.

Sin embargo, y a pesar de coincidir en convicciones e ideales, aquel vínculo tuvo una pelea muy fuerte, un encontronazo que nunca salió a la luz, pero que bien tuvo conocimiento.

Najnudel y Butta fueron dos referentes y dos personas muy reconocidas en el básquet argentino, y más en aquel tiempo. Najnudel el creador de la Liga Nacional, Butta un dirigente de muchísima importancia en ese proyecto.

“Con León nos hicimos muy amigos. Pero amigos, amigos. ¿Entendés?. Compartimos muchas cosas. La creación de la Liga Nacional era una obsesión para los dos. Dejamos de lado muchas cosas por intentar convencer lo importante que era una competencia de este tipo para el básquet argentino. A mi me echaron del trabajo por culpa de la Liga Nacional. Yo viajaba por todo el norte del país para charlar con dirigentes y explicarles sobre el proyecto. En la empresa se enteraron que yo dejaba horas de mi trabajo por armar esas reuniones y me echaron. Cuando le conté a León lo sucedido se quería morir. León quería hablar con mis jefes y explicarles que yo era un dirigente muy reconocido en el país. Y en verdad, a los tipos qué les importaba que yo fuese un dirigente reconocido. Ellos querían que les venda su producto. Para eso me pagaban” , contó Butta en una de sus tantas anécdotas.

La pelea de Najnudel y Butta nunca entró en detalles, pero se sabía de dónde provenía: el básquet. De esa pelea surgió una de las tantas anécdotas, la cual involucró a uno de los basquetbolistas paranaenses más destacados: Ernesto “Nito” Michel.

Michel surgió  del Paraná Rowing Club, jugó Liga nacional en diferentes clubes, integró la selección Argentina que participó en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 y, entre otros datos, fue el único paranaense que se dio el gusto de ser compañero de equipo de Emanuel Ginóbili cuando “Manu” jugó en la Liga Nacional.

En su época de joven promesa y antes de conformar su gran carrera deportiva, “Nito” fue uno de los jugadores que Najnudel quiso dirigir en Ferro Carril Oeste. Es más, se lo llevó a Buenos Aires. Fue en los meses previos de la temporada 1989, siendo que Michel era jugador de Echagüe.

Butta, que en aquel entonces ni se hablaba con Najnudel, se enteró de la “jugada” del DT de Ferro y mandó a buscar a Michel a Buenos Aires. “Nito es de Echagüe. Si Najnudel lo quiere que venga a hablar conmigo”, dijo en aquel entonces.

EL SUCESO

Ernesto Michel llegó a Echagüe en 1987. Fue reclutado por Horacio Seguí. Llegó como juvenil junto a Marcelo Solanas y Horacio Borghese, entre otros chicos. Michel venía de Rowing, Solanas desde Concepción del Uruguay y Borghese de Recreativo.

Ellos tres, junto a Santiago Vesco y Daniel Ruhl, conformaron un grupo de jugadores de talento y condiciones para un Echagüe que ya jugaba en la Liga Nacional.

A esa altura, “Nito” era una de las grandes promesas del básquet argentino. La rompía con la selección de Entre Ríos en los Argentinos y estaba en la selección Argentina juveniles.

En la Liga Nacional debutó a los 17 años con la camiseta de Echagüe. Fue en la temporada 1987, entrando a cancha en 4 partidos. Ya en la versión ‘88 lo hizo en 12 encuentros. Aquella vez tuvo una interesante participación en un equipo que hizo una gran campaña y terminó en el 5° puesto, con Luis “Chuzo” González como máximo artillero del campeonato.

Cuando estaba por comenzar la edición 1989 y con “Nito” Michel como joven promesa a relucir sucedió algo que llamó la atención. Orlando Butta estaba por cerrar el plantel de cara a esa temporada pero un llamado lo puso en alerta.

“¿Chungo, qué pasó con Michel?. Dicen que Najnudel se lo llevó a Ferro” , le adelantaron.

A fines de enero de ese año, Michel recibió la propuesta para ir a jugar a Ferro, que junto a Atenas de Córdoba eran los equipos Top de nuestra Liga Nacional.

Michel estuvo casi todo el mes de febrero del ‘89 entrenando en Ferro. “Yo estaba ahí y no lo podía creer. Era un equipazo. Estaba Miguel Cortijo, Gabriel Darrás, Javier Maretto, Fabián Tour…Todas las figuras de ese entonces”, contó el protagonista.

Lo que no sabía Michel era que estar en Ferro le podía jugar en contra para un futuro. En ese entonces, se estaba conformando la selección de Entre Ríos que jugaría el campeonato Argentino del ’89, aquel inolvidable torneo que a la postre ganó Entre Ríos con el triple del siempre recordado Aníbal Sánchez.

En sí, “Nito” estaba en los planes del DT Miguel Volcan Sánchez. Sin embargo, la ausencia en la mayoría de los entrenamientos por estar entrenando en Ferro le quitó posibilidades de estar entre los 12 jugadores que fueron parte de ese plantel.

A Volcan Sánchez le costó dejarlo fuera del equipo porque el entrenador uruguayo quería a Michel en ese equipo. Lo sintió así, de hecho, fue a la casa de los padres de Michel para explicarles porqué Nito no iba a jugar ese Argentino.

“Vine a algunas prácticas, pero cuando podía, porque estaba en Buenos Aires entrenando con Ferro” , confesó Michel al respecto.

“Quiero que se entienda bien y que no piensen que soy egoísta. A mi me enorgullece y me pone muy contento por el Argentino que se ganó en el ’89. Algo increíble para el básquet entrerriano. Pero cuando me hablan del Argentino del ’89, el primer título ganado, el triple de Aníbal y demás, para mí es como un puñal. Me dolió mucho no jugar ese torneo” , contó Michel sobre aquel campeonato jugado en nuestra provincia.

En sí, aquella ilusión de Michel de jugar en Ferro tuvo un punto final. Fue cuando Orlando Butta se enteró que León Najnudel mandó a buscar a Michel para sumarlo a su equipo.

Butta contó con detalles aquel momento. “Yo estaba peleado con León. Muy peleados. De ser grandes amigos a no hablarnos por mucho tiempo. Estuvimos meses sin hablarnos. Esa vez me fui de vacaciones y cuando volví me enteré que León me lo había llevado a “Nito” Michel a Ferro. Cuando me enteré lo quería matar. Tenía tal calentura que agarré el auto y lo buscar a Ferro. Viajé a Buenos Aires y me lo traje. León siempre me decía que le encantaba como jugaba Michel. Lo venía siguiendo desde juveniles y hasta me dijo que algún día se lo iba llevar a Ferro. Estaba enloquecido con Nito”, dijo Butta .

Aquel episodio fue el punto de inflexión para cambiar el mal momento entre Najnudel y Butta. Gracias a Michel, el distanciamiento llegó a su fin.

Lo de Nito terminó siendo el motivo para volver a juntarnos. Creo que fue en la cancha de Ferro, ese mismo año. Teníamos que jugar con Echagüe en Buenos Aires. En un momento lo veo entrar a León. Yo me hice el distraído. León se me acercó y me dijo al oído: “Yo con mi hermano me distancio, pero las peleas no son a muertes”. Ahí volvimos a charlar y volvimos a compartir esa fuerte amistad que tuvimos. Pero lo de Michel se la hice saber”, confesó Butta.

Michel recuerda ese momento: “En aquel entonces no había un contrato. Yo era jugador de Echagüe porque tiempo atrás había firmado el pase de Rowing a Echagüe. Y me fui ilusionado a Ferro pensando que el pase se hacía, pero no. Me mandaron buscar y me vine. Esa Liga del ‘89 jugué unos partidos en Echagüe y después me fui a España”, agregó Michel.

A mediados de ese año Michel se fue a España. Llegó para sumarse a Caja de Ronda, lo que hoy es Unicaja Málaga. Fue uno de los primeros argentinos en desembarcar en la Liga ACB de España desde la creación de la Liga Nacional. Lo hizo junto a Marcelo Nicola y Walter Guiñazú.

La carrera de Michel continúo y fue excelente. Igual ese 1989 para Michel es un año a olvidar. No solo se quedó afuera de la selección de Entre Ríos campeona del Argentino, sino también se le frustró la chance de ir al Ferro, equipo que esa Liga Nacional se quedó con el título. Jugaba Miguel Cortijo, Sebastián Uranga, James Thomas, Diego Maggi, Javier Maretto, Daniel Aréjula, Fabián Tourn, Ricky Gallon y Guillermo Coisson, entre otros. El técnico del equipo fue un tal León Najnudel.

EL DESPEGUE

La carrera deportiva de Ernesto Federico Michel fue para remarcar. A nivel internacional también sumó experiencia en el equipo de la Universidad de Missouri, en los Estados Unidos. En Argentina jugó en distintos clubes.

En la temporada 93/94, “Nito” fue elegido como Mejor Sexto Hombre de la Liga Nacional. Integró la lista de los destacados de esa Liga junto a Marcelo Milanesio (MVP de la temporada), Jervis Cole (Mejor Extranjero), el paranaense Leopoldo Ruiz Moreno (Jugador Revelación), Mario Guzmán (Mejor Entrenador) y Marcos Nóbile (Jugador mayor Progreso).

Su muy buen juego lo llevó a ser convocado a la selección Argentina que tiempo después participó de los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996. Se enfrentó a los mejores jugadores de la NBA, entre otros.

Asimismo, Michel tiene el orgullo de haber sido compañero de Emanuel Ginóbili en Estudiantes de Bahía Blanca, en aquel elenco de la edición 1997/98 que también contó con Sebastián Ginóbili, Mauricio Hedman, Leonardo Mauti, Pablo Gil, Juan Miguel Vigna, Nicolás Bialous, Fernando Larrañaga y los extranjeros Stacey Williams, Jervis Cole, Duane Spencer, Derell Washington y Dietrich Waters.

ERNESTO MICHEL – LIGA NACIONAL

Echagüe 1987 – 4 PJ – 4,0 Pts Prom.

Echagüe 1988 – 12 PJ - 5,6 Pts Prom.

Echagüe 1989 – 28 PJ - 8,3 Pts Prom.

Echagüe 1990/91 – 36 PJ - 9,4 Pts Prom.

Atenas 1992/93 – 56 PJ - 6,0 Pts Prom.

Atenas 1993/94 – 51 PJ - 6,4 Pts Prom.

Peñarol 1994/95 – 51 PJ - 9,7 Pts Prom.

Gimnasia CR 1995/96 – 44 PJ - 9,7 Pts Prom.

Olimpia VT 1996/97 - 1 PJ - 2,0 Pts Prom.

Estudiantes 1997/98 – 51 PJ - 6,1 Pts Prom.

Estudiantes 1998/99 – 53 PJ - 7,2 Pts Prom.

Quilmes 1999/00 – 43 PJ - 5,1 Pts Prom.

Estudiantes 2000/01 – 24 PJ - 8,1 Pts Prom.

Libertad 2001/02 – 21 PJ - 4,5 Pts Prom.

TOTALES: 475 Partidos Jugados - 7,2 Puntos Promedio

 

* Referencias: PJ: Partidos Jugados – Pts Prom: Puntos Promedio
 
 
 
 
 
©2009 - ParanaDeportes.com.ar - Director Periodistico: Pablo H. Rochi - Paraná - E. Rios - Argentina