Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com
 
   • Noticias de BASQUETBOL
BASQUETBOL - NACIONAL ( 04/05/2020 12:15:48 p.m.)
¿Qué es de tu vida, Tano?: Horacio Borghese, el ingeniero campeón de la Liga Nacional

ImagenEl ex basquetbolista paranaense hace más de 20 años que vive en Alemania. Fue campeón de la Liga Nacional con Atenas de Córdoba, en la temporada 1990. En la Liga A también jugó en Echagüe y en Santa Paula de Gálvez. Mientras jugaba al básquet se recibió de Ingeniero Industrial en la Universidad Católica de Córdoba. En enero del ’97 obtuvo una beca para capacitarse en Alemania. La misma era por 15 meses, pero se quedó y se radicó en Colonia. Su historia de vida y sus recuerdos en esta nota.

 

POR PABLO ROCHI

Horacio “Tano” Borghese fue uno de los jugadores entrerrianos más destacados de nuestro básquet y uno de los pocos paranaenses que tuvo el privilegio de ser campeón de la Liga Nacional.

Borghese construyó su carrera deportiva a base de esfuerzo y dedicación. Además de jugar en la selección Argentina Juvenil, integró el plantel de Atenas de Córdoba que en la temporada ’90 se quedó con el título de la Liga Nacional, con Marcelo Milanesio como bandera. En la elite, también jugó varias temporadas en Echagüe y en Santa Paula de Gálvez.

Todo ocurrió a fines de la década del ’80 y mediados del ’90, cuando la Liga Nacional se estaba afianzando como competencia deportiva. Por aquel entonces, Borghese rompió el molde y demostró claramente que es compatible el ser deportista profesional y a la par estudiar una carrera universitaria.

Mientras jugó al básquet utilizó su tiempo libre para poder estudiar. Fue así que se  recibió de Ingeniero Industrial en la Universidad Católica de Córdoba.

Tras finalizar su carrera deportiva, Borghese obtuvo una beca para capacitarse en Alemania. La idea era viajar y regresar a la Argentina. Hoy, hace más de 20 años que reside en la ciudad de Colonia, en Alemania.

"Hace más de 20 años… Es un montón de tiempo si lo comparo con los años que estuve viviendo en Paraná o en Córdoba”, dijo el protagonista.

Colonia es una ciudad ubicada a orillas del río Rin, con un millón de habitantes. Está al oeste de Alemania, hacia la frontera con Holanda y Bélgica. Se encuentra cerca de otras grandes ciudades, por lo que es una de las regiones de mayor densidad en Europa.

Horacio comenzó a jugar al básquet a los 6 años en Recreativo. Allí jugó en Premini Mini e Infantil (hoy U13) y KDT Menor (U15). A los 16 años lo reclutó Echagüe, sumándose a una camada con muy buenos jugadores: Santiago Vesco, Marcelo Solanas, Ernesto Michel y Daniel Ruhl.

En la Liga Nacional, Horacio Borghese jugó en tres equipos: en Echagüe, en Atenas de Córdoba y en Santa Paula de Gálvez. En Echagüe lo hizo en la temporada '87, 1990/91 y 1993/94. En Atenas lo hizo en la edición '89, en la '90 y en la Liga '92/'93. Su última vez en esta competencia fue en la '94/'95 cuando vistió la camiseta de Santa Paula de Gálvez. Después, se fue a Alemania.

“Después que dejé de jugar al básquet empecé a trabajar en una empresa de la industria automotriz. A la vez, era docente en la Universidad Tecnológica Nacional de Córdoba. Un día fui a dar clases y en una pizarra había un anuncio de un programa de beca para una capacitación y un perfeccionamiento en el tema de calidad en Alemania, con una duración de 15 meses. Presenté mi Curriculum y fui elegido. Luego de aprobar una serie de exámenes me otorgaron la beca”, contó Borghese en una entrevista.

El “Tano” obtuvo la beca en enero del ’97. Vivió primero en Munich, donde aprendió el idioma. Después se fue a Colonia. En la Universidad de Aachen, logró el Doctorado en Ingeniería, obteniendo un grado académico superior otorgado en la universidad de ingeniería más importante de Alemania.

"Mi permanencia en Alemania no se dio nada planeado. Al final de la beca decidí quedarme en Colonia. A partir de ahí comencé a trabajar dentro de la Universidad, donde hice un Doctorado. Posteriormente, conseguí trabajo en una consultora y tiempo después en una fábrica que producía motores. Son muy conocidos porque se trata de los tractores Deutz. Ahora hace más de 7 años que estoy trabajado para otra empresa de la industria de semi conductores. En esta empresa soy el Director de Calidad. Soy el responsable de la gestión y control de materia prima, evaluación de Proveedores y lo que es análisis de defectos”, contó en diálogo con el programa Buenas Noches, de canal Once.

SER CAMPEÓN

Horacio Borghese terminó la secundaria en Paraná y se fue a vivir a Córdoba para seguir su carrera universitaria. Como basquetbolista, a Córdoba llegó con “chapa” de buen proyecto: una temporada en la Liga Nacional con Echagüe, selección Argentina Juvenil, pivot de interesantes condiciones y muy buena altura.

Atenas no dudó demasiado en sumarlo a su plantilla. Fue así que su segunda experiencia en la Liga Nacional fue a lo grande.

Para la temporada ’89, Borghese se sumó al “Griego” cordobés. Su primera vez tuvo un final amargo: Atenas perdió la final con Ferro.

Con sed de revancha, el club cordobés armó otro interesante plantel, con él incluido. Atenas pudo sacarse las ganas y esa edición levantó el título tras una gran campaña y luego de vencer en la final a Sport Club Cañada de Gómez.

Borghese compartió plantel con grandes jugadores: Marcelo Milanesio, el recordado Carlos “Palo” Cerutti, Diego Osella, Luis “Chuzo” González, Germán Filloy, los extranjeros Kennard Winchester y Thomas Jordan y un juvenil Gustavo Roque Fernández, ex Echagüe y Sionista, entre otros jugadores. Su técnico fue Walter Garrone.

Aquella vuelta olímpica le permite hoy a Horacio Borghese ser uno de los nueve entrerrianos que salieron campeones en la Liga Nacional desde su creación. La lista la integran Sebastián Uranga, Luis González, Daniel Farabello, su hermano Claudio Farabello, Paolo Quinteros, Leandro Palladino, Raymundo Legaria y Sebastián Vega.

A pesar del tiempo, la profesión y la distancia, el básquet no está en el cajón de los recuerdos. En Alemania, Horacio sigue picando la pelota y apuntando al aro.

"Sigo jugando al básquet. Tuve suerte porque apenas llegué a Colonia conocí a un grupo de muchachos que les gustaba mucho el básquet. Me sumé y hasta el día de hoy sigo jugando con ellos. Es un grupo muy unido, de diferentes profesiones, muy familieros. Acá también hay tercer tiempo y eso te lo hace más llevadero", contó el paranaense.

Entre sus tantas vivencias, Borghese narró una anécdota que le sucedió en el campeonato regional de Maxi Básquet de Alemania.

“En un partido uno de los árbitros me cobró una falta increíble. Re caliente, le dije algo inapropiado en español para que no me entendiera. El árbitro me miró, se dirigió a la mesa de control y me marcó falta técnico. Nuestro entrenador se quejó y le preguntó porqué me cobró falta técnico. El árbitro le contestó: “La verdad es que no entendí que me dijo, pero Feliz Navidad seguro que no dijo ...”.

A LO LEJOS

Papá de Hannah Alicia (20 años), Pablo Christian (18) y Lucía Josefín (16), Horacio Borghese también se encuentra en cuarentena.

"Acá en Alemania el coronavirus está una situación buena todavía, controlable. El servicio de salud médico es muy bueno y eso te da cierta tranquilidad. El número de infectados es elevado pero la tasa de mortalidad es muy baja. En mi caso trabajo desde mi departamento, no voy a la fábrica. Van solo lo que montan y ensamblan máquinas. El resto lo hace desde sus casas. Afecta el trabajo del día a día pero de apoco nos vamos adaptando”, contó al respecto.

"Vivir en Alemania no es sencillo, hay un poco de prejuicios. También depende de la región. En Colonia la gente por suerte es muy abierta, muy divertida, amena y familiar. Muy típico de nuestro país. En cuanto al idioma, no es fácil el Alemán. A mi me costó muchísimo. Hay que aprender sí o sí el idioma si te querés integrar en la sociedad”, agregó.

Con tanto tiempo en Alemania y con un grupo de amigos bien consolidados, Borghese confesó que las chicanas futboleras se hicieron costumbres.

"En los mano a mano contra ellos no la estoy pasando muy bien. La final del Mundial de Brasil entre Alemania y Argentina lo sufrí mucho. Y no solo esa final, sino los otros mundiales también. En Sudáfrica perdimos feo, y en el Mundial de Alemania nos eliminaron por penales. La tengo que aguantar. El tema fútbol lo estoy evitando. Me acuerdo que perdimos un partido 4 a 1 y mi vecino me saludaba con los cuatro dedos. Holaaaaa, me decía y me mostraba la manito. Estando en Alemania dejé de ser hincha de fútbol y hablo más de básquet".

Si bien meses atrás estuvo visitando Paraná, Horacio vive pensando en estos lugares.

"Extraño la familia, la juntadas, las charlas interminables con los amigos después del asado… Y extraño la buena carne, porque acá no se encuentra, y si se encuentra sale muy caro. Calculale como 25 Euros el kilo de buena carne. Y otra cosa que se extraña es el sol. Acá no se terminan nunca los días de lluvia. En Colonia la gente sale a tomar sol por más que haga mucho frío. Al principio me causaba gracia ver a la gente como sale a tomar un café, lleva la manta para taparse del frío y disfrutar unos minutos del sol. Es increíble. Con el tiempo entendí porque esa desesperación de ver el sol. Hoy yo hago lo mismo".

HORACIO BORGHESE EN LA LIGA NACIONAL

*Echagüe 1987: 6 PJ -  1,7 Pts Prom.

*Atenas 1989: 25 PJ - 2,1 Pts Prom.

*Atenas 1990: 19 PJ - 1,9 Pts Prom.

*Echagüe 1990/91: 27 PJ - 4,9 Pts Prom.

*Atenas 1992/93: 16 PJ - 3,2 Pts Prom.

*Echague 1993/94: 42 PJ - 7,0 Pts Prom.

*Sta Paula 1994/95: 55 PJ - 10,3 Pts Prom.

Referencias:

PJ: Partidos Jugados

Pts Prom: Puntos Promedios
 
 
 
 
 
©2009 - ParanaDeportes.com.ar - Director Periodistico: Pablo H. Rochi - Paraná - E. Rios - Argentina