Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com
 
   • Noticias de COLUMNA
COLUMNA - INTERNACIONAL ( 12/03/2019 09:01:07 a.m.)
Zidane nueve meses después (Por José Felix Díaz)

El técnico notó que el equipo se agotaba, que moría de éxito. Sabía que la ambición había desaparecido del vestuario. No se sentía con fuerzas y ánimo para iniciar esa búsqueda de lo perdido. Ahora el equipo está abajo, tocado en lo anímico, con problemas personales de por medio y desde el club, los dirigentes han tenido claro que la única persona que podía poner orden, inyectar energía y hambre, no es otro que Zidane, empezando por el presidente, al que dio vida cuando la semana pasada respondió con un sí a su regreso a la entidad madridista.

 

Es la gran pregunta. ¿Qué ha podido cambiar para que Zidane se marchara el pasado 31 de mayo y regrese el 11 de marzo si la misma persona que en su momento pidió que se quedara, ha sido la que le ha llamado para que regrese al Real Madrid? El francés ha hablado de momentos, de decisiones y como decía la canción, de espacio y tiempo. Lo necesitaba y ahora, con las pilas cargadas, se siente con fuerza para acometer una empresa más complicada a la que tenía por delante el pasado mes de mayo, pero repleto de la ilusión y del hambre que en su momento no tenía. Y no olviden, con la necesidad de sacar adelante a su equipo y de ayudar a Florentino Pérez, al que dice querer.

No esperaba una vuelta tan rápida, pero Zinedine Zidane no ha dudado en afirmar que ahora todo es distinto. No podía decir que no a la llamada del presidente madridista, una vez que ya le había dado una negativa por respuesta meses antes. Pasa de estar en la obligación de ganar títulos en caso de haber continuado, a la de salvar la temporada pisando la Champions League y sentar las bases de esa necesaria reconstrucción. Vuelve y lo hace con las llaves en el bolsillo. Regresa y lo hace con plenos poderes. No es que no los tuviera antes, pero ahora nadie le podrá discutir nada.Zizou se sentía cansado, agotado en esa exitosa primavera de 2018. En invierno ya había sentido esos primeros síntomas de agotamiento, con el momento Copa del Rey ante el Leganés, como instante crítico, ese que le llevó a estar a un paso del abandono en plena temporada y con una Liga perdida en diciembre. Ese cansancio era físico y mental. La relación con algunos jugadores se había desgastado y por eso hablaba durante la rueda de prensa de que "Me fui porque lo necesitaba. La plantilla necesitaba un cambio tras ganarlo todo", afirmó ayer el técnico.Tras el adiós de Zidane del pasado 31 de mayo se empezó a hablar, como uno de los motivos de su adiós. de que no quería hacer una limpia de jugadores, la misma que el equipo pedía a gritos, tal y como se ha demostrado con el paso del tiempo. La buena relación que tenía con muchos de sus jugadores, al menos sobre el papel, se lo impedía.

Lo cierto es que esa limpieza ya está iniciada. Santiago Solari se ha encargado de hacerla y lo ha hecho porque su cabeza así se lo pedía. El argentino ha sido fiel a sus principios y no ha dudado. Avisó al presidente de que así iba a ser y ha muerto, deportivamente hablando, con sus ideas. Ha sentado las bases de esos cambios, esos que en el próximo verano darán forma Florentino, Zidane y José Ángel Sánchez. No duden de que llegarán. No esperen que los nombres aparezcan esta semana. Tardarán, pero tampoco hace falta ser muy inteligente para saber los nombres.

Como decíamos, Solari ya ha iniciado el camino. Para los nostálgicos, Cistiano Ronaldo no está y no le echará de menos. Ya es historia, tal y como dijo en la rueda de prensa. El técnico notó que el equipo se agotaba, que moría de éxito. Sabía que la ambición había desaparecido del vestuario. No se sentía con fuerzas y ánimo para iniciar esa búsqueda de lo perdido. Ahora el equipo está abajo, tocado en lo anímico, con problemas personales de por medio y desde el club, los dirigentes han tenido claro que la única persona que podía poner orden, inyectar energía y hambre, no es otro que Zidane, empezando por el presidente, al que dio vida cuando la semana pasada respondió con un sí a su regreso a la entidad madridista. ¿No existía ese compromiso y esa lealtad después de levantar la décimotercera? El mismo, pero por eso mismo el francés fue el primero en tirar la toalla. No se sentía capaz de seguir al frente del equipo y no quería engañar a Florentino Pérez y al Real Madrid.

Ahora, con sus paseos en bici, sus viajes familiares, sus clases de pilates y sus paseos por Madrid, le han dado el plus de energía que no tenía al regresar de Kiev. Vuelve con su equipo y su deseo es que Javi Coll regrese al primer equipo, a trabajar a su lado. Eso sí, el francés regresa, pero ya anunció en la tarde del lunes, que no aplicará el mismo método, que no será el mismo Zidane al de los dos años y medio en los que levantó tres Champions. Se esperan cambios. Y es que todos necesitan reinventarse. El equipo, el técnico y el club. Y para eso llega Zizou.

 
 
 
 
 
©2009 - ParanaDeportes.com.ar - Director Periodistico: Pablo H. Rochi - Paraná - E. Rios - Argentina