Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com
 
   • Noticias de COLUMNA
COLUMNA - INTERNACIONAL ( 17/12/2017 11:20:35 a.m.)
Ginóbili, el pibe de 40 que sigue deslumbrando en la NBA

Obviamente, Ginóbili dejó detrás la potencia de piernas para volcarla -este año igualmente demostró que lo hizo y lo hará hasta el retiro- o superar con facilidad el uno contra uno. Sin embargo, el multicampeón sostiene la astucia y la creatividad para engañar al marcador de turno y hacerse cargo de bolas calientes como pocos a lo largo de la historia de la mejor liga del mundo. La 2017-2018 difícilmente se corone con una final de Conferencia o el quinto anillo de Ginóbili. Está claro que los Spurs corren desde atrás en ese camino.

 

Emanuel Ginóbili concluyó otro año demostrando que los límites en su vida están más allá de lo común y de la lógica deportiva, ya que cuando todo indicaba que el retiro le abría la puerta, decidió seguir una temporada más y lo hizo en gran nivel.

"Seguiré vistiendo la #20 un tiempito más!! #sigaelbaile #elpibede40", tuiteó el bahiense campeón olímpico en Atenas 2004 cuando decidió continuar a mediados de julio para alegría de los fans del básquetbol y en especial para los seguidores de la franquicia estadounidense, San Antonio Spurs.

Y ese hashtag utilizado por "Manu" sintetizó de gran manera lo que es el escolta y referente de los texanos: juventud, diversión y un espíritu competitivo que no se compra en ningún local comercial y lo llevó a ser el basquetbolista argentino más importante de la historia.

Probablemente, los Spurs hubiesen pasado este 2017 sin demasiados recuerdos, entre la lesión de su base francés Tony Parker durante la serie de playoffs frente a Houston Rockets y la posterior eliminación sin equidad frente al todo poderoso Golden State, pero la continuidad de Ginóbili cambió todo el escenario de los conducidos por Greg Popovich.

Una de las principales causas por las que decidió continuar fue para liderar a la nueva generación y tapar el hueco que dejó su amigo y compañero de equipo y lo viene haciendo en gran forma gracias a su visión de juego en el armado de las ofensivas.

Está claro que "Manu" cuida su físico, sabiendo cuándo exigirse y cuándo tener menos minutos según el contexto y el rival, como sucedió recientemente ante Boston Celtics, cuando se hizo cargo de la última bola y le dio la victoria a los suyos (105-102) tras jugar 24 minutos y sumar 11 unidades, 4 rebotes, 3 asistencias, 1 pérdida y 2 faltas.

"Manu ama este tipo de momentos, como me dijo hace un tiempo: 'sólo hago esto' y ahora a sus 40 años lo continúa haciendo", elogió Popovich en el contacto posterior con la prensa y con una marcada sorpresa.

Poco importan sus números (8.3 unidades por partido), a pesar de estar por encima de aquellos marcados en sus inicios como 'Rookie' (7.5 puntos por juego), porque la vigencia es lo sorprendente en un mundo donde prevalece un básquetbol físico y técnico por excelencia.

Por ejemplo, en ese enfrentamiento contra Boston Celtics, el goleador de este equipo resultó ser Kyrie Irving (36 puntos), quien en el 2002 tenía apenas 10 años y ahora lo tuvo enfrente. Eso es lo que llama la atención en el ex Andino de La Rioja y Estudiantes de Bahía Blanca.

Obviamente, Ginóbili dejó detrás la potencia de piernas para volcarla -este año igualmente demostró que lo hizo y lo hará hasta el retiro- o superar con facilidad el uno contra uno. Sin embargo, el multicampeón sostiene la astucia y la creatividad para engañar al marcador de turno y hacerse cargo de bolas calientes como pocos a lo largo de la historia de la mejor liga del mundo.

La 2017-2018 difícilmente se corone con una final de Conferencia o el quinto anillo de Ginóbili. Está claro que los Spurs corren desde atrás en ese camino contra Golden State Warriors, Cleveland Cavalliers, Boston Celtics, Houston Rockets y Toronto Raptors, a los que sin embargo les traerá algún dolor de cabeza con "Manu" y el recuperado Parker.

Sus 16 temporadas en la NBA contarán con cuatro anillos, con momentos únicos junto con sus compinches Tim Duncan -ya retirado- y Parker, siempre bajo la dirección del sabio Popovich, aunque la gran misión de esta, que parece marcar el final, pasará por dejar listos a los herederos Kawhi Leonard y LaMarcus Aldridge, entre otros, en el sentido de pertenencia.

 
 
 
 
 
©2009 - ParanaDeportes.com.ar - Director Periodistico: Pablo H. Rochi - Paraná - E. Rios - Argentina