Josep Maria Bartomeu, presidente de Barcelona, está convencido de que el jugador argentino terminará su carrera en el Barcelona al margen de las ofertas que pueda recibir.