Uno de los mejores lanzadores de jabalina del mundo volvió a entrenarse tras la operación de tobillo. Apunta a clasificarse para Tokio 2020. Quiere seguir dejando su huella en la ayuda social.