El entrenador argentino es mencionado como principal candidato para suceder a Enrique Setién, en caso de que sea despedido como entrenador del Barcelona. El 8-2 pegó fuerte en la institución catalana.