El ex futbolista fue muy duro con Guillermo Barros Schelotto, al calificarlo como "nefasto" por haberlo echado del plantel. "No me arrepiento de nada", afirmó tras su paso por Boca.