Carlos Tevez reunió a sus compañeros en un parate del segundo tiempo para recomendarles que ya con el 4-0 a favor respetaran al rival. "no está bueno tirar tacos o cargar a un adversario", dijo.